PORTADA   NÚMEROS   ARTÍCULOS   SORTEOS   COLABORACIÓN   CONTACTO   ENLACES                     ¡SUSCRÍBETE GRATIS!
 
 
Historia: Los Medos y los Persas E-mail
Escrito por Ángel Sierra   
Los persas están adscritos al grupo de pueblos arios o indoeuropeos. No se ha podido determinar con claridad el lugar de origen de estos pueblos. La folología comparada ha servido para reconstruir sus instituciones primitivas y su área de extensión geográfica. Se ha pretendido que radicaban originariamente en las regiones más dispares: Escandinavia, el Cáucaso, la cuenca del Danubio, Rusia, etc. La hipótesis de Moret es que entre los años 2500 y 2000 “principio de la Edad del Cobre” ocurrió un movimiento de pueblos, determinado por la presión de mogoles y razas amarillas. Los emigrantes fueron los arios, que se dividieron en varias corrientes: una, que rodó hacia el Indostán, y otras, que se detuvo en la meseta del Irán. Según Moret, en esta última estaban incluidos los medos y persas.


EL NACIMIENTO DEL INPERIO PERSA

El Imperio nace bajo la hegemonía de los medos. Aquí parece tener un fondo de realidad histórica la tradición recogida por Herodoto. Según ésta, en el siglo VIII a. de J. C., se verificaba la unificación de las tribus medas en la región de Ecbatana. El primer rey es Deiokes (708-655), tributario de los asirios, cuya cultura influye sobre los medos, comenzando a modificar su naturaleza aria. Le sucede Fraortes (655-633), que muere en guerra con Asiria, y a éste, Ciaxares (633-584), que engrandece su reino y destruye Asiria, tomando la ciudad de Nínive (612), y aliándose con Nabopolasar, rey babilonico que se rebeló contra Asiria. El sucesor de Claxares, Astiages, inició una política de franca aproximación a los persas, pueblo hermano de los medos, casando a su hija con Cambises I.

Los persas habían constituido un reino gobernado por la dinastía aqueménida, y en el momento en que Astiages sube al trono de Media, estaban en período ascendente. El matrimonio de Cambises I con la hija de Astiages tuvo un descendiente ilustre: Ciro, el gran monarca a quien se debe el engrandecimiento persa. Ciro dió la supremacía a Persia sobre Media, trasladó a Susa la hegemonía y fundió ambos pueblos (año 550 a. de J. C). Tres años más tarde conquistó el reino de Lidia y se apoderó de fértiles territorios e inmensas riquezas. Aquietó algunas zonas rebeldes y se adueñó de Babilonia en 538, anexionando grandes y viejos países a su naciente Imperio. El año 529 murió misteriosamente, dejando una obra de conquista y de organización formidable a sus sucesores.Los Primeros Dioses